Banner
Spanish English French German Italian Portuguese

viernes 24/10/2014

You are here: Opinión Pasado de vueltas Y si resulta que todo es mentira...

Y si resulta que todo es mentira...

No tengo ganas de escribir con las vísceras, una buena terapia periodística para sacarse las culebras del estómago.

Escribir con las vísceras es peligroso, por la ceguera y la fluidez con la que se se van hilvanando unas palabras con otras y la sensación de que todo sale natural, certero, venenoso, como la punta afilada de un dardo emponzoñado. Es algo electrizante, fantástico en ocasiones, y permite bajar los niveles de presión -o mala hostia, como quieran-, pero no recomendable si se convierte en hábito, en algo adictivo. Pero no se preocupen. Cómo ya indiqué más arriba, escalando unas cuantas líneas. Y no lo haré por tronío.

¿Y a qué venía esto? Viene a que uno empieza a hartarse de escuchar la tóxica frase de que los periodistas mentimos como adúlteros. Es curioso. Uno se desgasta los labios de hablar en cada esquina, tomar buena nota de lo que acontece y contrastar evidencias que luego no lo son tanto; caminatas interminables, sobe de cigarros tras cada charla, pero nada en claro... Y lo de Brno ha resultado una tortura, periodísticamente hablando. Un paddock lleno de dimes y diretes, muy jugoso de rumores y bulos voceados por el aire con rango -para algunos- de noticia. Pero lo cierto es que no ha habido noticias. En este mundillo el pirateo informativo se puede masticar. Y nadie -casi nadie, seamos exactos- dice la verdad. Cada uno mueve sus rumores dependiendo de los intereses que acarrea detrás siempre mirando hacia otro lado.

¿Y a qué venía esto?, se preguntarán, de nuevo. Pues que, al final, nadie dice la verdad en este mercado de chascarrillos. Y cada pequeño rumor se extiende como una pandemia de Gripe A en cuestión de minutos. Que si Stoner se va a retirar ya definitivamente cuando no hay ni siquiera un diagnóstico preciso de su enfermedad. Luego llegar el señor Honda y monta una estrafalaria conferencia sin la aquiescencia de sus pilotos, que luego niegan una renovación que ya estaba confirmada. Alguien comenta que Ducati le ha hecho una oferta desproporcionada a Jorge Lorenzo y lo escribe... desde Italia.

Luego llega Marlboro y lo desmiente. También el entorno del español. Pero en Brno está el capo de Phillip Morris, de las motos y la F1, Francesco Calvo, mano derecha de Maurizio Arrivabene, un personaje que se va a esquiar con Michael Schumacher o se va de pesca con Raikkonen en Finlandia, el auténtico jefazo de la tabaquera. ¿Y qué hace aquí cuando Stoner no está? Pues para reunirse con Dorna -dicen algunos- y con Ducati. Eso sí, nadie suelta prenda de para qué narices ha venido. Y se abre la caja de las sospechas. Tuttosport dice que Marlboro sufragaría el fichaje de Lorenzo por unos 5 millones de euros por temporada. Mientras, Rossi, en una conferencia de prensa, anuncia que en Yamaha están muy contentos de que él y Jorge sigan juntos el año que viene. ¿En qué quedamos?

Aspar no se define para 2010. Los aspirantes a ocupar su Ducati echan humo. Hay varios, como Barberá o Elías, pero nadie afirma o desmiente nada. Aspar dice que espera a Bautista, que ya lo tiene hecho con Suzuki (el piloto lo tuvo claro). Y mientras, Elías lamenta que no haya una propuesta firme, seria, por escrito, encima de la mesa. Barberá es el que tiene más papeletas, todas diría yo, de ocupar esa Desmosedici. ¿Por qué? Por un argumento tan aplastante como la presión que ejerce la Comunitat Valenciana para que se ejecute: Barbera es valenciano; Aspar es valenciano; la Comunitat es valenciana; el equipo es valenciano... No hay que ser Arquímedes para desvelar las incógnitas de este problema. Si Barberá firma, el respaldo de la institución será total, porque el retorno mediático de esta maniobra será bestial en Valencia. Incluso el piloto saldría mejor pagado que si el elegido es Elías, que, ahora mismo, no tiene moto para correr en 2010. Es un poco lo que ocurre con Talmacsi, un húngaro que a Dorna le viene de perlas para explotar la imagen del motociclismo en Hungría, que tiene moto asegurada para 2010 por su patrocinador, pero que, seguramente, dentro de 10 años en MotoGP, rodará a 3 segundos de los elegidos. ¿No era el Mundial de los mejores?

Volviendo a Lorenzo... Bueno, dejémoslo aquí.... Ahora le toca a Stoner, que ahora puede ser él la pieza clave del rompecabezas. De momento nadie plantea nada abiertamente por respeto al australiano, alejado eventualmente de este circo. Con Casey hay especulaciones de toda índole. Hasta que se va a retirar, y ojalá que eso, por el bien de este campeonato, no ocurriera jamás. Hay antiguos compañeros de box del australiano que afirman que, conociéndole, Casey puede plegar definitivamente, más por una cuestión de desmotivación que de enfermedad. A Stoner, se ve, según algunos testimonios, que no le gusta demasiado este corral lleno de periodistas, entrenamientos, ruedas de prensa y compromisos publicitarios, que prefiere montar a caballo en su rancho de Southport. Que el motociclismo es una pasión... que deja de serlo cuando se llena de obligaciones. Pero lo normal es que regrese, y lo haga más fuerte. Lo importante ahora es saber qué le sucede.

Pero todo esto son suposiciones, especulaciones, rumores imposibles de contrastar. Y, ¿saben por qué? Porque en este corral, nadie dice la verdad. Luego, para mentir, ya estamos los periodistas...

Foto: www.mircolazzari.com

Powered by SEM
Banner