Banner
Spanish English French German Italian Portuguese

viernes 25/07/2014

You are here: News De 0 a 100 Las notas del Gran Premio de Australia

Las notas del Gran Premio de Australia

E-mail Imprimir PDF
LorenzoCorralitoAUS
MarquezPodioAUS

100.- Jorge Lorenzo y Marc Márquez. Dos campeonísimos de primer nivel. Jorge se ha convertido ya en el piloto español con mejor palmarés de la historia, al coronarse por segunda vez campeón de la categoría reina, algo nunca visto, logrado ni soñado hasta hace sólo unos años. El mallorquín ha hecho una temporada impecable, sin bajarse del segundo puesto del cajón y sin cometer ni un solo error. Premio justo y merecido. Y tan merecido como el de Jorge ha sido el título de Marc Márquez, que ha plasmado en la pista todo su carácter y talento de excelente piloto. A diferencia del primero, el catalán tiene aún un largo camino que recorrer, pero como han hecho otros grandes campeones, como Valentino Rossi o el propio Lorenzo, llegará a MotoGP con dos títulos en las categorías de formación en la mochila, y preparado para convertirse en uno más la próxima campaña en la constelación de estrellas de MotoGP. Marc apunta alto y el domingo, sabiendo correr en clave de título y no persiguiendo alocadamente a los que tenía por delante, demostró que ese punto de paciencia y de saber nadar y guardar la ropa lo tiene también en su repertorio de pilotaje de fantasía.

90.- Casey Stoner. Un fenómeno, un fuera de serie, con un manillar en las manos el mayor talento de la naturaleza, sin duda. El fin de semana que ha vivido el australiano en Phillip Island es el broche de oro a una carrera corta pero intensa, brillante y laureada. Se va con 27 años y dos títulos mundiales que hubieran podido ser muchos más si hubiera ido antes a Honda o, incluso, Yamaha. Fue emocionante ver y escuchar a miles de aficionados corear su nombre en la pista de Phillips Island, delante del podio, agradeciéndole el espectáculo y estos años de ensueño. El les premió con una carrera imposible, con una exhibición. Le echaremos de menos, pero a un piloto que podría hacer historia y prefiere irse a su casa a pescar sólo le podemos dar las gracias y mostrarle todo nuestro respeto y reconocimiento.

80.- Pol Espargaró. De cine. El talentoso piloto de Granollers firmó un fin de semana en Phillip Island memorable, dominó el gran premio con un ritmo fuera del alcance de sus competidores y lo hizo en una pista que no es nada fácil, que penaliza mucho a los pilotos y en la que sólo los muy buenos van muy rápido. Pol hizo la mejor carrera de su vida y paradójicamente lo hizo el día que su gran rival se llevaba el mundial, lo que eclipsó absolutamente todo. Sin embargo, hay que reconocer que su actuación fue estelar y que tiene el equipo y la moto para, la próxima temporada, ser él quien ocupe los titulares y se lleve un título que, de no ser porque ha coincidido en el tiempo con otro fenómeno de la naturaleza, como es Marc, hubiera sido suyo.

70.- Miguel Oliveira. El piloto portugués firmó el mejor resultado de su carrera mundialista y lo hizo a lo grande, un segundo puesto luchado durante toda la carrera con el campeón del mundo, Sandro Cortese, que hizo otra carrera impecable ya sin la presión de la lucha por el título. Oliveira, del equipo Estrella Galicia de Emilio Alzamora y miembro de esa genial generación del 95, le aguantó la cara al alemán hasta las últimas vueltas, demostrando en una pista difícil un enorme talento.

60.- Arthur Sissis. Otro de la generación del 95 que aprovechó su gran premio de casa para alcanzar el primer podio de su carrera mundialista. Talentoso y agresivo, el australiano supo mantenerse en el grupo que perseguía a Cortese y Oliveira para acabar llevándose el premio del podio por escasas milésimas sobre Rins, Kent, Fenati, Tonucci y Efrén Vázquez, todos en el mismo segundo luchando por esa tercera plaza.

50.- Anthony West. Otro que aprovechó el gran premio de casa para subir al podio y, además, hacerlo en una carrera disputada bajo el sol. El australiano estaba feliz por su magnifica actuación al final de la carrera, pero sobre todo porque “me he quitado la etiqueta de piloto que sólo es capaz de ir rápido en agua”. Y vaya si lo fue, primero para dar alcance a los escapados Redding y Márquez, y luego para superarles y acabar segundo, por detrás del inalcanzable Pol Espargaró.

40.- Àlex Rins. Excelente carrera la del piloto barcelonés que, sin embargo, no tuvo el premio del podio por una milésimas. Rins no comenzó muy bien, pero cogió ritmo y conecto con el grupo que perseguía a la pareja escapada, se peleó con gente rápida y al final logró su gran objetivo, acabar por delante del italiano Romano Fenati, con el que lucha por el título de mejor debutante del año. Rins tiene ahora 141 puntos y es cuarto del mundial, mientras que Fenati es quinto con 136 puntos. El ‘rookie’ del año se decidirá en Valencia, será uno de los alicientes de un gran premio al que ya llegan los tres títulos decididos.

30.-Cal Crutchlow. El británico logró el segundo podio de la temporada tras el tercer puesto, también, alcanzado en Brno. Fue el único que, aunque a cierta distancia, pudo seguir un poco el ritmo de los intocables pilotos oficiales y esta vez superó con claridad a su compañero de escudería, Andrea Dovizioso. Carl, séptimo del mundial, está a sólo seis puntos de Rossi, que es sexto, y a 14 de Bautista, que es quinto, y si bien el español ya es casi inalcanzable, sí lo es el italiano de Ducati, con quien Cal tiene cuentas pendientes y al que quiere superar en la clasificación.

20.- Aleix Espargaró. Nueva victoria del fenómeno de Granollers en la categoría de CRT, y nuevo triunfo sobre su compañero de equipo y principal rival, Randy de Puniet, al que superó en la meta por sólo 43 milésimas, logrando un puntito más que el francés, al que ya aventaja por 11 puntos en la lucha por ese honorifico campeonato mundial de CRT, que el de Granollers lidera desde la posición duodécimas de la general.

10.-Maverick Viñales. Difícil fin de semana para Maverick. El piloto de Roses dio un paso importante para su carrera deportiva al asumir el error de Malasia, donde se fue abandonando a su equipo con un portazo, y regresar en Australia. Viñales ha hecho vida a parte del equipo, junto a su padre Ángel y su nuevo abogado, Paco Sánchez, pero se ha comportado de forma profesional, buscando la mejor puesta a punto de la moto y luchando en carrera. Dando la cara. Lástima de la caída que le impidió poder acabar y que complica sus aspiraciones de ser segundo del mundial, aunque la sanción a Luis Salom por adelantarse en la salida y tener que pasar por el pit lane, deja las cosas un poco igual, aunque a falta de una carrera, los 9 puntos de ventaja del mallorquín pueden ser ya decisivos.

0.- Dani Pedrosa. Final abrupto e inesperado para Dani. Tras firmar una segunda mitad de temporada memorable, con seis victorias en nueve carreras y las tres últimas consecutivas, el catalán se fue al suelo cuando comenzaba la segunda vuelta, acabando con todas sus ilusiones y esperanzas de convertirse, de una vez por todas, en campeón del mundo de MotoGP. Ni ganar en Australia le aseguraba el título, pero Dani merecía llegar a Valencia con opciones de discutírselo a Lorenzo, pero las carreras son así y tienen estas cosas. Pedrosa puede irse a casa con la conciencia tranquila sabiendo que lo ha dado todo y seguro que el año próximo tendrá una nueva oportunidad de alcanzar su anhelado sueño.

Sin embargo, su actitud tras lo sucedido no estuvo a la altura de lo que se espera de un campeón de su talla. Dani convocó una rueda de prensa aún con la carrera en marcha, y empezó a hacer sus valoraciones cuando restaban todavía siete vueltas para terminar un gran premio que iba a convertir a un piloto español, a un compañero de profesión, en campeón del mundo. Una enorme falta de respeto. Y fue allí, en un desangelado barracón del paddock de Phillips Island, rodeado de cinco o seis periodistas españoles, los únicos que, evidentemente, le fuimos a ver, el resto del mundo estaba pendiente de la carrera, donde demostró que no ha sabido perder este mundial, y donde fue incapaz de felicitar al ganador y asumir que había sido vencido.

Mientras Jorge Lorenzo, en la rueda de prensa oficial post-carrera, alababa a Casey Stoner y se deshacía en elogios hacia Dani, del que llegó a decir que merecía el título igual que él (un piropo que no tenía ninguna necesidad de regalar, pero que quiso dedicarle a su rival), Pedrosa se dedicó a decir que él había sido muy superior y que en lo único que le había superado Lorenzo era en que había tenido más fortuna. Desafortunadas palabras de un Dani que este año había hecho un esfuerzo importante para cambiar su relación con el mundo exterior, que estaba más amable, simpático y comunicativo, y que sin embargo en la hora de la derrota no supo estar a la altura. Una lástima.

Lee aquí las declaraciones de Dani Pedrosa tras su caída en Phillip Island

Foto: www.motogp.com

Powered by SEM
Banner