Banner
Spanish English French German Italian Portuguese

martes 23/09/2014

You are here: MotoGP Yamaha compra el contrato de Lorenzo con RockStar y le viste de Monster

Yamaha compra el contrato de Lorenzo con RockStar y le viste de Monster

E-mail Imprimir PDF
LorenzoYAMok
Jorge Lorenzo dejará de lucir la próxima temporada su ya característica gorra de visera plana con la estrella de la marca de bebidas energéticas RockStar, para pasar a lucir la convencional gorra de beisbol con los colores de una marca competidora, Monster. Así lo ha decidido Yamaha, que ha comprado el contrato de su piloto con la primera para vestirlo con la ‘M’ verde del fabricante rival, a la sazón copatrocinador del equipo a partir de 2013.

Jorge Lorenzo renovó su contrato con RockStar como patrocinador personal para 2013 y 2014 el pasado mes de junio, un contrato importante a nivel económico. Posteriormente, Yamaha anunció el fichaje de Valentino Rossi, siendo uno de sus principales patrocinadores personales Monster, competencia directa de RockStar. Inicialmente parecía que no iba a haber un conflicto de intereses, cada marca iba a patrocinar a su piloto, aunque estuvieran dentro del mismo equipo, tal y como sucedía el pasado año con Jorge y Ben Spies, patrocinado éste por Monster.

Sin embargo, Monster se interesó posteriormente por la posibilidad, como así será, de convertirse en co-patrocinador del equipo Yamaha junto a Eneos, el productor de lubricantes japonés. La intención inicial del fabricante de bebidas era patrocinar únicamente la moto de Rossi. La respuesta de RockStar fue inmediata y se interesó por la posibilidad de patrocinar la moto de Lorenzo. Con lo que Yamaha se encontró con dos pilotos, dos motos y dos co-patrocinadores diferentes, uno para cada piloto, una fórmula que estaba ya prácticamente cerrada hace sólo unos meses y que reportaba , en total, a Yamaha, unos tres millones de euros en concepto de patrocinio, un millón y medio de cada marca.

Pero finalmente, cuando el acuerdo estaba a punto de plasmarse en un papel, Monster hizo marcha atrás durante el pasado GP de Valencia y decidió hacer una contraoferta a Yamaha para asumir el co-patrocinio de todo el equipo, incluida también la moto de Lorenzo, ya que no quería correr el riesgo de que fuera una marca rival quien patrocinara la moto que lograse, supuestamente, los mejores resultados. Además, con esta jugada, Monster podía obligar a Yamaha a hacer valer la clausula que tenía en su contrato con Lorenzo de que éste no pudiera lucir publicidad que entrara en conflicto con la del patrocinador del equipo, una clausula que todos los equipos incluyen en los contratos con sus pilotos y que Jorge, lógicamente, también tiene en su acuerdo con Yamaha.

Según esa clausula, si el piloto tiene un contrato firmado con una marca que entra en conflicto de intereses con los del patrocinador del equipo, Yamaha puede obligar al piloto a dejar de lucir esa publicidad, comprando el contrato. Además, el piloto está obligado a incluir una clausula de disolución con cualquier patrocinador personal, si hubiera el nombrado conflicto de intereses.

Así pues, Yamaha ha ejecutado esa clausula y RockStar, pese a tener dos años firmados con Jorge, se ha quedado sin piloto y sin contrato, y será Yamaha, directamente, quien abone a Lorenzo el dinero que éste tenía pactado con RockStar, en torno al millón de euros anuales. A cambio, Jorge deberá lucir la publicidad de Monster en el casco, la gorra y la botella de agua, como si fuera su patrocinador personal, sin serlo.

La jugada a Monster no le sale gratis, ya que si inicialmente iba a pagar 1,5 millones de euros por ser copatrocinador de la mitad del equipo (la parte de Rossi), ahora deberá pagar cuatro millones por co-patrocinar a todo el equipo, yendo a parar uno de esos cuatro millones a la cuenta de Lorenzo. Además, lógicamente, Monster deberá pagar a Valentino Rossi como patrocinador personal otro buen pico.

Monster será el copatrocinador del equipo compartiendo el espacio en las motos y los monos de los pilotos con la marca de lubricantes japonesa Eneos, que entró en Yamaha el pasado año sustituyendo a Petronas. Entre ambos cosponsors Yamaha percibirá un total de en torno a los siete millones de euros, prácticamente lo mismo que pagaba Fiat en la época dorada. Monster, además, seguirá siendo el patrocinador principal del equipo Yamaha Tech3, así como patrocinador personal de un buen número de pilotos de las tres categorías.

G.G.C.

Powered by SEM
Banner