Banner
Spanish English French German Italian Portuguese

viernes 24/10/2014

You are here: MotoGP Audi le devuelve a Valentino Rossi el brillo en la mirada

Audi le devuelve a Valentino Rossi el brillo en la mirada

E-mail Imprimir PDF
RossiMiradaCasco

La noche del 8 de abril, tras la primera carrera de la temporada, la de Qatar, Valentino Rossi estalló. Llevaba un año mordiéndose la lengua, pero dijo basta y cargó contra Ducati, su equipo, con una dureza nunca vista. Esa noche, a la luz de los focos del circuito de Losail, Valentino perdió el brillo en su mirada, el característico resplandor de sus azules ojos.

Han pasado ya 100 días desde entonces, Valentino amenazó con un divorcio en toda regla, con abandonar, tirar la toalla y romper con todo. Era más una amenaza que una intención real y el tema se apaciguó porque tampoco había una salida fácil, poco traumática, ni un interés latente por parte de los equipos que sondearon desde su entorno para pensar en el futuro.

Desde entonces, Rossi no había recuperado el brillo en sus ojos. Las ruedas de prensa de Jerez y Estoril se tornaron en verdaderos funerales. La mirada extraviada, la cabeza baja… Valentino había perdido su chispa, su eterna sonrisa, se sabía en un callejón sin salida.

Pero todo esto ha cambiado. Y lo ha hecho gracias a la llegada de Audi. La marca alemana de automóviles formalizó ayer en Borgo Panigale, en la factoria de Ducati, la compra del fabricante italiano de motocicletas, después de que la comisión de la competencia de Italia autorizara la venta. Dentro de una semana se constituirá el nuevo Consejo de Administración de Ducati, donde Audi tendrá todo el poder.

La toma de posesión, sin embargo, se escenificó la pasada semana en Sachsenring, cuando Rupert Stadler, CEO de Audi AG, se presentó en el Gran Premio de Alemania. Fue un momento histórico, por primera vez un representante oficial de Audi entraba en el paddock de MotoGP. Stadler mantuvo una jornada de reuniones maratoniana, con los miembros de Ducati, con el CEO de Dorna, Carmelo Ezpeleta, y con Valentino Rossi. Una hora de conversación, de cambio de impresiones, de peticiones de Valentino, de deseos, ilusiones, inquietudes y anhelos. Y, sobre todo, de una promesa de Audi, si Valentino sigue, tendrá todo lo que pida.

Esa reunión ha devuelto el brillo a la mirada del gran campeón. Valentino, aquí en Mugello, está radiante. La jornada de entrenamientos no ha sido nada del otro mundo, pero Vale rie, le brillan los ojos, vuelve a bromear con los periodistas y, otra vez, habla con la cabeza bien alta, mirando a los ojos, con la voz firme y fuerte.

En Ducati, cuentan los mismos trabajadores, están contentos con la llegada de Audi. Ezpeleta lo califica como una “excelente noticia”, y Valentino parece haber recuperado la ilusión. Las quejas de Vale, al parecer, van dirigidas, principalmente, a la organización en la forma de trabajar, de ejecutar el proyecto de MotoGP, y muy pronto podrían rodar las primeras cabezas. Se dice, presuntamente, es un rumor sin confirmar, que la primera será la de Claudio Domenicali, Director General de Ducati Motor Holding y número dos de la compañía.

Casco con mensaje

Valentino estrenará mañana, como es habitual aquí en Mugello, una gráfica especial en su casco, conmemorativa y que desvelará mañana… “¿ha salido ya por internet?” ha bromeado el piloto. “Es un casco especial, con un mensaje para el futuro”, ha adelantado.

A Rossi le hemos preguntado por Audi, por la reunión de Alemania, por el futuro. “Aún no sabemos quién va a estar de Audi (dirigiendo el equipo), les vi en Alemania, hablé con ellos, pero no sé quién va a ser el interlocutor. Deberemos hablar muy atentamente, de momento sólo hemos tenido un encuentro”, aunque ha reconocido que “hablamos de muchas cosas y estoy contento por ello”.

Un medio italiano hoy daba por hecha la renovación de Valentino con Ducati “eso no es verdad”, ha atajado el italiano, aunque sí ha admitido que “tenemos que hablar aún de ello (la renovación). Espero que con la llada de Audi, a los que vi muy entusiasmados en Alemania, ayude a mejorar las cosas, aunque seguramente no será fácil hacerlo rápido, ya que llevamos un año y medio y no hemos avanzado mucho”.

La historia de Rossi con Ducati comenzó, hace un año y medio, como la historia de amor más fantástica del deporte italiano, revertida después en, casi, un divorcio. Por ello seguramente le han preguntado a Valentino si con la llegada de Audi se podía reemprender esa historia. “Veremos si Audi y Ducati pueden tener una historia de amor, esperemos, pero tenemos que hablar más tranquilamente para ver si la historia puede ser completa”.

Valentino no se ha quejado hoy de la moto, ahora tiene puesta la mirada en el futuro, aunque si ha señalado que “he tenido un montón de problemas con el chattering”, aunque ha dado una clave interesante. “En mi opinión, nosotros estamos mejorando bastante, el problema es que los otros han mejorado muchísimo, demasiado para mí”, en referencia a las Honda y las Yamaha.

 

Powered by SEM
Banner